Sabemos que un equipo es un conjunto de personas que trabajan a la par con la intención de lograr objetivos en común, por lo tanto para el desarrollo de equipos de trabajo debemos considerar ciertas características que posibiliten el trabajo de una forma más efectiva y en consecuencia más productiva. Es importante entender que un equipo de trabajo desarrolla diferentes métodos de compartir, diferentes roles de liderazgo, los cuales también están en función de los objetivos que se intentan alcanzar. Igualmente, el desarrollo de equipos de trabajo funciona bajo la premisa de la confiabilidad, lo que significa que todos los integrantes tienen roles que asumen y desempeñan tanto lo individual como en lo colectivo para logar los resultados deseados.

Desarrollo de equipos de trabajo

¿Cómo se consigue el Desarrollo de equipos de trabajo?

Ahora bien, el desarrollo de equipos de trabajo conlleva la realización de reuniones que permiten definir estrategias efectivas con la intención de dar solución efectiva a los problemas. De esta forma se puede decidir, planear y consolidar los planes que permitan delegar las responsabilidades a cada miembro del equipo, permitiendo con ello que se puedan alcanzar los objetivos de forma conjunta. Este desarrollo de equipos de ninguna manera se tiene que llevar a cabo por separado, sino que todos los integrantes deben conocer y estar dispuestos a brindar su apoyo en la obtención de los resultados. Incluso es importante dejar en claro que los logros alcanzados serán producto de un trabajo conjunto de todos los participantes y no de una acción individual en específico.

¿Estrategias para el Desarrollo de equipos de trabajo?

Una vez que ha entendido lo anterior, lo siguiente en que se debe pensar es en la integración del equipo de trabajo de forma efectiva. Para ello se pueden llevar a la práctica una serie de estrategias orientadas precisamente a conseguir esta integración.

Definir objetivos conjuntos. Significa que se tienen que definir los objetivos de desempeño incluyendo a todos los miembros del equipo. También hay que asegurarse que todos y cada uno de ellos comprenda y asimilen las acciones y el compromiso que deberán implementar para conseguir los objetivos planteados.

Desarrollar un liderazgo participativo. Con esto nos referimos a que se debe de promover la participación del equipo en conjunto para la sugerencia de métodos mediante los cuales el servicio pueda mejorarse. Esto también requiere de prestar atención a todas las ideas de los miembros del equipo, al mismo tiempo que se les reconoce su aportación, incluso es muy sano fomentar la discusión de temas y a partir de esto encontrar soluciones a los problemas de forma conjunta.

Definir las aportaciones. Al definir los objetivos, estos se tienen que hacer de tal modo que se involucre de forma activa a todos los integrantes del equipo. No solo eso, hay que brindar asesoramiento y orientación a todos ellos definiendo todas las formas en las que pueden tener participación dentro de los proyectos.

Llevar a cabo reuniones frecuentes. El objetivo de esta estrategia es revelar los objetivos del equipo de tal manera que se logre un impacto positivo en el grupo, además de exaltar la supervisión y los resultados, al mismo tiempo que se invite a los miembros a contribuir con sus observaciones o sugerencias al respecto de un tema en particular.

 

Quizá también te interese

Dejar comentario