#enMovimiento.

Pensaba que iba de misión a Senegal a llevar materiales y medicinas a gente que lo necesitaba. Pero estaba equivocada. Iba a ser mucho más.

Estábamos en la recta final del viaje, ya nos habíamos acostumbrado a los recibimientos, agradecimientos y a los fantásticos paisajes. Parecía que poco más nos iba a sorprender este extraordinario lugar. De repente, se plantea ante nosotros una jornada dónde tendríamos que navegar a través del mar más de 6 horas, en una barca … un poco precaria, una carga abundante, sin embarcadero donde atracar y con el objetivo de llegar al poblado de Orango a varios kilómetros de la orilla.

Las personas y su actitud ante los retos es lo que marca la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Lo que a priori se planteaba como un problema se convirtió con esfuerzo y persistencia en un éxito. Las personas y su actitud ante los retos es lo que marca la diferencia entre el éxito y el fracaso.
Al acercarnos a la orilla encontramos un grupo de jóvenes dispuestos a echar una mano. No tardaron ni 5 minutos en marcar las ideas clave de cómo hacerlo y se pusieron manos a la obra. Con un sentido del esfuerzo, la disciplina y una actitud que mueve montañas, nos pusimos a trabajar por un objetivo común: llegar al poblado. No fue fácil pero las horas de trabajo dieron los resultados esperados. Y aunque llegamos agotados, las sonrisas continuaban en la cara de ese grupo de jóvenes que no dudaron en unirse a los bailes de bienvenida a nuestra llegada al poblado.
Ya por la noche recordaba lo que había sido el día y me puse a reír al pensar como habríamos solucionado un reto similar en nuestro entorno. Seguramente hubiéramos creado un comité que se habría reunido para determinar posibles escenarios y una estrategia a seguir. Un gran trabajo que posiblemente no diera los frutos esperados por la falta de motivación del equipo, los intereses personales y los egos propios de algunos puestos.
Bien, ¡no quiero decir que no sea necesaria la estrategia y la planificación! Creo firmemente en ello. Pero estoy segura que no sirven de nada sin el esfuerzo y la buena actitud de las personas.
Quién me iba a decir que en este viaje tendría la mejor experiencia sobre las personas y el trabajo en equipo.

La estrategia y la planificación no sirven de nada sin el esfuerzo y la buena actitud de las personas.

GRACIAS a todas y cada una de las personas que me habéis acompañado en este viaje, a todas las que me he encontrado en mi camino y a todas las que desde España habéis colaborado y hecho posible una experiencia tan maravillosa!.

Mi album de recuerdos.