El viernes terminamos la semana con un plato fuerte: la comunicación en los tiempos de crisis  de la mano de Marta Iranzo y con Montse Ibañez de dinamizadora del webinar.

La comunicación como  estrategia en la empresa, ahora más que nunca pone a las personas y su implicación en la empresa. Ellas serán el motor de las empresas en los próximos meses.

El webinar contó con la participación de varios empresarios y profesionales responsables del área de comunicación de distintas empresas. Su finalidad fue mostrar el papel de la comunicación tanto dentro como fuera de la empresa y resolver dudas para una mejor gestión.

El encuentro comenzó haciendo referencia a la unicidad y la coherencia en la comunicación tanto interna como externa de la empresa. Resaltando conceptos como la experiencia del usuario (UX), el engagement y la comunicación emocional para fortalecer las relaciones.

¿Y cómo debe ser el contenido de la comunicación? Tiene que tener unas características fundamentales. ¿Qué carácteristicas? Un propósito, que comunique la posición de la empresa en el momento actual; inspiradora, transmitiendo un optimismo realista alineado con la cultura de la empresa; fiel, a los valores que profesa; y sobre todo, ser clara, concisa, relevante y coherente, que facilite la aproximación entre comunicador y receptor.

La colaboración entre todos los departamentos de la empresa se hace imprescindible sobre todo cuando hablamos de la comunicación interna dirigida a los trabajadores. RRHH y marketing y comunicación deben trabajar de la mano.

Hay que recordar que en estas fechas aunque no se pueda tener ese contacto personal, los medios digitales permiten también cierto grado cercanía. En algunas empresas, los directivos ya han optado por los medios visuales para dirigirse a sus empleados, obteniendo unos resultados muy positivos. En la comunicación es la actualidad la que tiene mayor peso sobre todo en las situaciones actuales donde queda obsoleta casi de forma inmediata.

Una vez considerados todos los conceptos anteriores, se elegirá el canal de comunicación dependiendo del tipo y cultura de la empresa: de comunicación, unidireccional o bidireccional. Bien sea mail, Team, WhatsApp, Apps internas, pantallas u otros en función de las necesidades del cliente. Existiendo una coherencia entre el canal y la personalidad de la empresa para que el resultado sea el esperado.

¿Con qué quedarnos de esta situación de crisis? Con todos los aspectos positivos que la situación ha traído, observando con perspectiva todo lo que va a venir y todos los cambios que esto va a traer a nuestras vidas. La situación de crisis ha servido para cambiar, impulsar herramientas, métodos de trabajo y nuevos estilos de comunicación, donde se quiere hacer partícipe al empleado.

¡Dale la vuelta a este momento para crear oportunidades!