He trabajado cientos de formaciones, con cientos de personas, con cientos de equipos. Hemos creado cientos de experiencias, cientos de dinámicas y cada vez lo tengo más clarinete, no son especiales, simplemente son equipos entrenados en una nueva manera de hacer.

La pieza clave, la pieza insustituible, la llave maestra para conseguir equipos más efectivos, más creativos , más coordinados y con mejores resultados, no está ni en el email, ni en las herramientas digitales, están en los hábitos positivos, hasta me atrevería a decir en los “hábitos cognitivos”, y en las rutinas de coordinación y comunicación.

El gran reto en el mundo VUCA en el que vivimos es claro, proteger al máximo nuestra atención para aportar valor de verdad a nuestro equipo y crear rutinas-hábitos de comunicación y coordinación.

En serio, el título del post no es para engancharos en la lectura, es real. Muy real. Los equipos más efectivos, más productivos del mundo tienen incorporados una serie de hábitos positivos ( hábitos cognitivos) para exprimir al máximo todo su talento y aportar valor de verdad a su equipo y por lo tanto a su organización.

Algunos de los hábitos cognitivos y rutinas que usan los equipos más productivos del mundo son loa que trabajamos en nuestro Taller BEFOCUS.

Atento/a:

  • Fijar 2-3 objetivos diarios.

Por encima de todo y en lo alto de la lista, ahí están, los objetivos diarios.

Dedicar 3 minutos diarios a reflexionarqué quieres conseguir hoy, en qué quieres avanzar, es puro oro.

Esos objetivos nos darán: claridad. Y la claridad es rumbo. 

  •  Bloquean las primeras horas para hacer tareas de valor.

Ya no solo la neurociencia avala el tándem Tareas-Energía, el sentido común también tiene mucho que decir 😉

Los mejores momentos, los de alta energía, los de más frescura, los de más lucidez, los de mayor creatividad… los equipos más productivos del mundo no los dedican a buscar trabajo en el email, no dinamitan sus mejores momentos del día en bucear en el email.

Para nada: dedican los momentos de alto valor energético a sumergirse en las tareas que aportan valor, a las tareas que les hacen avanzar en sus objetivos.

– Rutinas de comunicación y coordinación.

Eso es ¿sabes por dónde voy? Has dado en el clavo, hablo de las interrupciones.

Los equipos más productivos del mundo crean rutinas de comunicación y coordinación. Un ejemplo puede ser:

Mini reuniones de feedback y planning

¿Qué es esto? Reuniones de 5 minutos para que el equipo de manera muy ágil hablen de: en qué va avanzar cada miembro del equipo, que impedimentos que se pueden encontrar y cómo resolverlos ( aporta todo el equipo).

Canales de comunicación reguladoss

Hablo de Skype, Teams, Slack.. de sistemas de mensajería. Pero….. con reglas, con normas para comunicar: qué y cómo vamos a comunicar.

  • Protegen mucho su gran valor: la atención

Saben, reconocen y tienen muy interioridad que la atención, la concentración es un grandísimo activo, escaso y difícil de conseguir.

Es por esto que los equipos más productivos del mundo cuidan y protegen como puro oro su atención y concentración. Ojo!! Lo cuidan y lo protegen a través de hábitos cognitivos positivos. Ponen intención en protegerla.

¿Quieres que tus equipos de trabajo trabajen como los equipos más productivos del mundo?