Transformar un pequeño negocio en una empresa grande, nunca es una tarea sencilla, y de hecho las estadísticas sugieren que la mayoría de las empresas pequeñas se quedan de ese modo. A pesar de esta perspectiva, existen negocios que han realizado exitosamente esta transición de la puesta en marcha de pequeños negocios a una organización completamente prospera y de mayor tamaño. Para poder llevar a cabo esto se requiere sin embargo de una estrategia y desarrollo de negocio.

Estrategia y desarrollo de negocio

Hay que entender que las estrategias de crecimiento son parecidas a una escalera, donde los peldaños de nivel inferior presentan menos riesgos pero al mismo tiempo menos impacto en el rápido crecimiento. La línea de fondo para las pequeñas empresas, particularmente las empresas que recién comienzan, es enfocarse en las estrategias que están en los peldaños más abajo en su escalera para después moverse poco a poco en su forma de trabajo de acuerdo a sus necesidades. Como el objetivo es el desarrollo de una estrategia de crecimiento, se debe considerar en primer lugar los peldaños inferiores en la escalera, lo que muchos llaman “Estrategias de crecimiento intensivo”. Cada nuevo peldaño trae consigo nuevas oportunidades de crecimiento rápido, pero también trae riesgos.

Cuando se agotan todos los recursos en el camino a la Estrategia de crecimiento intensivo, entonces es necesario considerar el crecimiento a través de adquisiciones o “Estrategias de crecimiento integral”. El problema con esto es que alrededor del 75% de todas las adquisiciones no pueden entregar el valor o las eficiencias que se esperan para ellos. En algunos caso una alianza puede incluso terminar en un desastre total. A pesar de ello hay tres alternativos viables cuando se trata de aplicar una estrategia de crecimiento integral.

  • Horizontal. Es una estrategia de crecimiento que implica la compra de un negocio o negocios que compiten.
  • Hacia atrás. Es una estrategia de crecimiento integral hacia atrás que implica la compra de uno de los proveedores como una forma de controlar la cadena de suministro.
  • Adelante. Las adquisiciones también pueden enfocarse en la compra de empresas de componentes que forma parte de la cadena de distribución.

Otra categoría en la estrategia y desarrollo de negocio que fue popular durante los 50’s y los 60’s que hoy día se utiliza con menos frecuencia se conoce como diversificación. En este caso el crecimiento de la empresa se da mediante la compra de otra empresa que no tiene ninguna relación con el giro del negocio. Sin embargo, este tipo de estrategia tiende a estar cargada de riesgos y problemas, por lo que rara vez se le considera como una estrategia viable para el desarrollo de negocios.

Las estrategias de crecimiento jamás se consiguen sin objetivos; además la empresa debe estar dispuesta a cambiar de rumano en respuesta a la retroalimentación del mercado. Con mucha frecuencia las empresas tienen un año para implementar una estrategia, pero para el momento en el que están listos para ponerla en práctica, el mercado ha cambiado. Por ello, cuando se elabore una estrategia de desarrollo para el negocio lo más recomendable es escalar un peldaño a la vez.

Quizá también te interese

Dejar comentario