6 Tips para dormir todo lo que necesitas y comerte el mundo por la mañana

En Talenmo sabemos lo complicado que es llevar un ritmo de semana agotador y descansar bien por las noches pero, tanto la mente como el cuerpo necesitan descansar para ser productivos al día siguiente. Por eso, te traemos la guía definitiva para conseguir un sueño reparador.

Lawrence Epstein, instructor de medicina de la facultad de medicina de Harvard, como experto en trastornos del sueño ha llevado a cabo numerosos estudios en torno a este fenómeno. En una de sus publicaciones para Hardvard Health Publishing, nos revela cuales son los tips para descansar mejor y poder tener energía al día siguiente.

Haz ejercicio regularmente.

Sabemos que el ritmo frenético de la semana no nos deja mucho tiempo libre, pero, ¿no tenemos 20 minutos al día? Mantenerse físicamente activo cada día con actividades al alcance de la mano como caminar, correr o nadar, nos pueden aportar numerosos beneficios. Por ejemplo, oxigena la mente y produce endorfinas liberándonos de estrés y ansiedad y nos prepara para el descanso óptimo por la noche. #MovetoSleep y consigue un mayor porcentaje de sueño profundo y reparador todas las noches.

La cama es sólo para dormir y para tener relaciones sexuales.

La cama se tiene que limitar a estas dos actividades debido a que el cerebro puede realizar condicionamientos  en los que asocie actividades activas con ese espacio pensado para descansar y por tanto te cueste mucho más conciliar el sueño. Las actividades como tumbarse para ver la televisión, leer o revisar el correo deben tener otros espacios, ¿acaso no tienes un sofá comodísimo en tu salón?

Horarios y Rutina 

Nuestro sueño necesita ser organizado y para eso, nosotros debemos ser responsables. El fin de semana está para hacer excepciones pero entre semana deberíamos irnos a dormir todos los días a la misma hora con un máximo de media hora flexible para que nuestro cerebro se adapte a un horario y por tanto nos sintamos descansados al día siguiente. Entrenar a nuestro cuerpo de cara al sueño hará que nos durmamos también más rápidamente y nos despertemos más frescos.

Menos bebidas con cafeína

El té, los refrescos con cafeína o el café, remedios para cualquier mañana que no hemos conciliado el sueño nos dificultan descansar por la noche ya que nos cuesta más tiempo entrar en la fase REM de sueño (la reparadora) y nos levantamos más veces durante la noche para miccionar. ¡Descansa por la noche y bebe agua por la mañana!

Una siesta sí, pero corta.

Dormir la siesta es muy beneficioso para continuar con energía el resto del día. Eso sí, estás deben durar un máximo de 20 minutos ya que más tiempo impedirá que por la noche consigamos conciliar el sueño con facilidad.

Si no te duermes, sal de la cama.

¿No te ha pasado muchas veces que no te puedes dormir y estas horas dando vueltas en la cama? Este comportamiento, lejos de ayudarnos a conciliar el sueño hace que estemos más nerviosos y por ende, nos cueste descansar. Si llevas 20 minutos en la cama, no estás relajado y te cuesta conciliar el sueño. Ponte a leer o a escuchar un poco de música. Esto hará que te relajes y vuelvas a la cama a descansar.